emdrchile

Qué es EMDR

E.M.D.R es una sigla en inglés de un modelo de terapia psicológica, significa: Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular (Eye Movement Desensitization and Reprocessing).

Este es un modelo de tratamiento psicológico relativamente nuevo y que ha mostrado ser efectivo para diversos trastornos psicológicos cuya sintomatología perturba y limita la normal adaptación de la persona a su vida cotidiana.

Está demostrado que los tiempos de tratamiento con EMDR suelen ser más breves que las terapias tradicionales, además de lograr efectos seguros y duraderos. Esto es debido a que genera cambios profundos en la psiconeurología del paciente.

En el año 1987, Francine Shapiro, psicóloga norteamericana, descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos. Inició una investigación con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir su eficacia. EMDR reducía de manera significativa los síntomas del Trastorno por Estrés Post Traumático en estos sujetos. (Shapiro, 1989).

El modelo EMDR consiste en un trabajo psicoterapéutico en el cual el terapeuta estimula los mecanismos de curación inherentes al propio sujeto y presentes en todas las personas.

El modelo EMDR toma en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales y se enfoca directamente en estas sensaciones físicas, además de las creencias negativas y estados emocionales asociados a los síntomas que perturban y provocan sufrimiento en el paciente.

La primera publicación científica fue en 1987 y de manera progresiva hasta la actualidad, el modelo ha ido obteniendo un desarrollo cada vez más amplio y con mayor sistematización, a partir del análisis de experiencias clínicas y del estudio de las bases neurofisiológicas del trauma psicológico y el almacenamiento de los recuerdos. Hoy en día EMDR se ha convertido en un modelo psicoterapéutico que comprende principios, procedimientos y protocolos.

Sus bases teóricas son científicas y sus procedimientos validados por su eficacia. Ya se han formado más de 100.000 terapeutas EMDR en más de 75 países y han proliferado innumerables estudios científicos que lo validan.

En el año 2013 la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la terapia EMDR para el tratamiento de TEPT (trastorno por estrés post traumático) Ver link.

Es importante considerar que: “La frecuencia de las experiencias traumáticas en la población general es alta. En Chile aproximadamente 40% de la población ha experimentado un trauma alguna vez en su vida4, lo que ubica a nuestro país en una situación intermedia comparado con México (80%), Estados Unidos de Norteamérica (50%) y Alemania (20%)5-8” Ver Link.

 

 

Caracteristicas EMDR

La terapia EMDR se basa en la idea de que el organismo logra su propia auto curación cuando son reactivados los mecanismos internos para que esto ocurra. El terapeuta EMDR sólo facilita y acompaña estos procesos de reparación del trauma, que genera sintomatología perturbadora y sufrimiento psíquico.

EMDR se funda en la premisa que cada persona posee una tendencia innata hacia la salud y que las experiencias de vida negativas o traumas son los que trastornan su equilibrio.

EMDR es una terapia integrativa que incluye elementos de distintos enfoques psicológicos, tales como el cognitivo-conductual, sistémico, psicodinámico, relacional, experiencial y otros.

EMDR es empleado para resolver de manera integral el material emocional perturbador derivado de eventos traumáticos y también como un medio para potenciar estados emocionales positivos, con el fin de facilitar el crecimiento natural y el proceso curativo.

EMDR acelera el tratamiento de diversos eventos traumáticos, incidentes críticos, adicciones, fobias, problemas de autoestima y una amplia gama de trastornos psicológicos.

Para que sirve EMDR

Considerando que se basa principalmente en la comprensión de que el funcionamiento disfuncional de la persona surge de experiencias traumáticas que pueden producirse en la infancia o en cualquier momento de su historia, y que los recuerdos quedan guardados de forma atípica y disfuncional, EMDR es eficaz para tratar cualquier situación o experiencia difícil que haya provocado un impacto suficiente como para sobrepasar los niveles de procesamiento normal del cerebro.

Entre otras:• Duelo• Traumas recientes• Traumas por maltrato infantil o abuso sexual• TEPT• Fobias (social y fobias específicas: a volar, alturas, agujas y otras)• Trastorno de pánico• Otros trastornos de ansiedad• Dolor crónico• Depresión• Abuso de sustancias

Se recomienda también en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia hasta accidentes y desastres naturales.

EMDR también puede resultar muy efectivo para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.

EMDR como método puede ser integrado con otro tipo de abordajes terapéuticos, puesto que todos trabajan sobre la historia del paciente, lo que cambia es el foco. Unos trabajan sobre el sistema familiar, otros sobre la conducta, otros sobre el significado. Para muchos pacientes EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que otras terapias convencionales.

Como funciona EMDR

La psicoterapia EMDR es un tratamiento de ocho fases, en que se implementa un protocolo específico que busca la focalización de diversos componentes de la memoria traumática. La estimulación bilateral alternada (visual – semejante al del sueño MOR, auditiva o táctil) parece activar el sistema nervioso parasimpático, auxiliando al individuo a desensibilizar e integrar rápidamente la memoria perturbadora. Ese resultado permite una nueva visualización del problema (reprocesamiento), resultante de la re-activación de las regiones cognitivas del paciente. Por ejemplo, en vez del pensamiento: “la culpa fue mía”, la persona llega a pensar: “hice lo mejor que pude. Yo era pequeña(o)”.

En el proceso con EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente para identificar un problema específico que será el foco del tratamiento, se trabaja con estimulación bilateral, que puede ser: a) visual (el paciente mueve los ojos de un lado al otro guiado por el terapeuta); b) auditiva (el paciente escucha sonidos alternados en ambos oídos) c) kinestésica (el terapeuta golpetea suavemente y en forma alternada sobre las manos o los hombros del paciente). Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional.

La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una “resolución adaptativa”. En las palabras de Francine Shapiro, esto significa:

a) una reducción de los síntomas; b) un cambio en las creencias y c) la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

El abordaje empleado en EMDR se sustenta en tres puntos: 1) experiencias de vida temprana; 2) experiencias estresantes del presente y 3) pensamientos y comportamientos deseados para el futuro.

El tratamiento con EMDR puede ser desde 3 sesiones para un trauma simple hasta más de un año para problemas complejos.

Estudios de seguimiento hechos en intervalos de seis y 18 meses después de realizada la terapia con EMDR indican la mantención de los resultados alcanzados durante el procedimiento.

El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una “resolución adaptativa” y de esta forma alcanzar los más profundos y completos efectos en el más corto periodo de tiempo, mientras se mantiene la estabilidad de la persona dentro de un sistema familiar y social balanceado.

Las directrices Internacionales de Práctica Clínica de las siguientes Instituciones, han designado al EMDR como un Tratamiento Efectivo y Eficiente para tratar el Trauma Psicológico: Asociación Psiquiátrica Americana, Asociación Psicológica Americana, Departamento de Asuntos para Veteranos y Departamento de Defensa de los Estados Unidos, la Administración de Servicios en Salud Mental y Abuso de Substancias de los Estados Unidos, el Instituto Nacional de Excelencia Clínica de los Estados Unidos, y la Asociación Internacional para Estudios en Estrés Traumático, entre otros.

Preguntas Frecuentes

Es el proceso de ir sintiéndose cómodo con el recuerdo sobre un acontecimiento que era temido pero que actualmente o no está presente o es inofensivo. Por ejemplo: si vas en bicicleta y te caes, después podría darte miedo volver a andar en bicicleta, como mínimo durante un tiempo. Si practicas ir en bicicleta lentamente, primero sobre la hiedra, después en la acera y además hablas sobre la experiencia amenazante, el recuerdo del accidente se puede ir “desensibilizando”, de modo que el pensamiento de ir en bicicleta nunca más sea tan atemorizante. El recuerdo del acontecimiento se convierte en menos incómodo, como si se mirara una vieja foto o una película. De hecho, cuando el proceso de desensibilización se ha completado, el hecho de llevar una bicicleta puede ser vivido como algo divertido y excitante en ningún caso atemorizante.
En el caso de que sea razonable suponer que el incidente nunca más vuelva a pasar, la desensibilización puede permitir mirar el recuerdo con tranquilidad. Si el incidente es algo similar a una práctica médica que tendrás que volver a afrontar, la desensibilización de viejos recuerdos te va a ayudar a preparar tus futuros encuentros con el incidente. EMDR puede agilizar el proceso de desensibilización de los recuerdos preocupantes.

Es un término psicológico que implica trabajar en la comprensión de un recuerdo de modo que éste deje de infundir miedo y se convierta en algo útil. Volviendo al ejemplo del accidente de bicicleta, podrías haber pensado “ no soy lo suficientemente bueno conduciendo bicicletas”, “no puedo manejar experiencias nuevas”, “me haré daño si intento hacer algo nuevo” . Si persistes en estos pensamientos, serás una persona desdichada y dejarás pasar muchas oportunidades. Si “reprocesas” el recuerdo de esa experiencia, podrías llegar a pensar “Ahora ya está superado. Soy suficientemente bueno conduciendo bicicletas. Es seguro para mí intentar actividades nuevas. Puedo manejar los riesgos normales de la vida”. El método EMDR facilita que las personas “reprocesen” los recuerdos y las ayuda a sentirse más cómodas y seguras de sí mismas

Después de una sesión de EMDR que implique desensibilizar y reprocesar recuerdos traumáticos, una persona se puede sentir aliviada pero también exhausta. Algunas sesiones se “completan”, es decir, el recuerdo traumático completo parece haberse evaporado durante la sesión. Otras sesiones tienen que detenerse antes de que el recuerdo traumático haya desaparecido, ya sea porque no ha habido tiempo suficiente de acabar o porque hay muchas partes distintas de la experiencia traumática. En el caso de una sesión “incompleta” se ayudara a dejar de lado los recuerdos que le inquieten al cliente. Sin embargo, si se observa que sigue estando inquieto entre sesiones se le puede pedir recordar que imagine que pone todas sus preocupaciones en un contenedor y que lo abrirá de nuevo cuando vuelva a sesión. También se le puede pedir que visualice “el lugar seguro” y a que aprecie los sentimientos de seguridad y relajación que acompañan la imagen.

EMDR puede ayudarte a entrar en contacto con tu propio poder interno de modo que puedas pensar tranquilamente en tus viejos recuerdos, superar tus miedos y prepararte para futuros acontecimientos estresantes. Te puede ayudar a sentirte más valiente y más seguro de ti mismo. Puede ayudarte a pensar en lo que es útil para ti, para que así puedas aumentar tu autoestima. El EMDR puede únicamente iniciarte a desechar información inútil o la ansiedad excesiva o puede reforzar la que es verdadera.